Cocina Sabia – Kéfir!

¿Qué es el Kéfir o Leche Kéfir?

El Kéfir, yogur búlgaro, leche kefirada o “yoka” como le decimos en Uruguay, es un producto lácteo parecido al yogur líquido, fermentado con la acción de bacterias buenas para nuestro organismo, cuando las mezclamos con leche.

Los fermentos o gránulos de Kéfir son como un pequeño coliflor blandito y gelatinoso de color blanco translúcido. Son una pequeña masa de bacterias probióticas, levaduras, lípidos y proteínas envueltas en una matriz polisacárida llamada Kefiran.

Más allá de todas las explicaciones científicas, para nosotros es una maravilla de la naturaleza y la trajimos a casa con la intención de aplicarla en la mayor parte de nuestras comidas: integrarla tan naturalmente como la leche fresca en nuestros desayunos, comidas principales o incluso postres, tortas y panificados.

¿Porqué incluir Kéfir en las comidas? Porque aporta a nuestro organismo bacterias beneficiosas que al reproducirse y poblar nuestro cuerpo desplazan a las posibles bacterias que pueden dañarnos.

¿Cómo conseguir Kéfir? Lo más lindo de la naturaleza es que siempre que está presente, se brinda de manera solidaria, quien tiene Kéfir siempre regala porque a medida que vamos colando y tomando Leche Kéfir, día a día el fermento crece y se reproduce. Así que solo tienes que averiguar con amigos o conocidos o buscar en internet quien regala Kéfir cerca de tu casa.

¿Cómo hacer mi Leche Kefir? Una vez que tienes los fermentos, siempre los tendrás sobre la mesada de la cocina (no precisan heladera) en un frasco de vidrio, sin tapa cerrado con una hoja de papel de cocina y una piolita o gomita elástica. Para que respiren. Y con 1 o 2 tazas de leche, según la cantidad que quieras tener para el día siguiente.

¿Cuándo está lista la Leche Kéfir? Por lo general, se dice que el Kéfir a 20ºC en 24 horas está listo. Pero en mi corta experiencia, dependiendo de la cantidad de fermento que tengas en proporción de leche, puedes tenerlo listo en 10 horas y notarás que no queda tan ácido.

¿Cómo la preparamos o integramos a las comidas? Para nuestras latitudes, la leche Kéfir, quizá sea un poco ácida similar al yogur natural sin azúcar. Por lo tanto, mezclándolo con frutas dulces y maduras, como la banana por ejemplo y miel o azúcar rubio que también le aporta rico sabor. Queda deliciosa!

Entonces a partir de ahora cada tanto compartiremos nuestras pruebas y ensayos para contarles como va esta historia! Nos acompañan?

Foto: Silvia Pírez

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s